Los monitores de buceo corren el riesgo de sufrir daños a largo plazo…

By | 15 enero, 2014

LOS MONITORES CORREN EL RIESGO DE SUFRIR DAÑOS A LARGO PLAZO, SIN SÍNTOMAS A CORTO PLAZO.

La ciencia de la descompresión no es sino una permanente evolución de procedimientos, cuyas causas han sido establecidas a principios del año 1908. En los años 70, el desarrollo de los aparatos Doppler permitió a los investigadores evidenciar la presencia de micro-burbujas en el cuerpo de los buceadores. Los aparatos de efecto Doppler utilizan una señal ultrasónica que es reflejada por las micro-burbujas del individuo. Cuando la señal se refleja y es recibida por el aparato Doppler, se percibe un sonido.

El número de sonidos producidos indica el número de micro-burbujas. Se ha podido demostrar que después de cada inmersión habían burbujas y micro-burbujas presentes en el cuerpo de los buceadores, sin que por ello se manifestaran signos de accidente de descompresión.

Aparte del hecho de que su existencia ha sido demostrada por los aparatos Doppler, de un tiempo a esta parte se sabe algo más acerca del comportamiento de las micro-burbujas.

Se ha demostrado que una vez formadas, estas burbujas son inestables. Tienen la facultad de poder atraer el gas disuelto presente en los tejidos adyacentes, y la probabilidad de que una burbuja aumente o disminuya su tamaño depende de una serie de factores.

Estos factores son, entre otros, el valor de la tensión que exista en la periferia de la burbuja, la presión en el interior de la burbuja, y la presión ambiental relativa que se ejerce sobre la burbuja.

Se sabe que un buceador que realice inmersiones sucesivas durante una misma jornada, o durante un periodo determinado de días, tendrá un elevado índice de micro-burbujas.

Las inmersiones sucesivas, practicadas por un buceador que no sepa que ya ha acumulado micro-burbujas, aumentan considerablemente la predisposición a sufrir un accidente de descompresión.

Por otra parte, pueden ocasionar daños a largo plazo, como por ejemplo daños neurológicos. Este puede ser el caso, en particular, de los buceadores profesionales, como los monitores de buceo, que a lo largo de una temporada acumulan un gran número de inmersiones sucesivas, en ocasiones incluso con varios ascensos durante una misma inmersión. También se sabe que las micro-burbujas se acumulan en el interior de los alvéolos, lo cual tapona y ralentiza los intercambios gaseosos.

Por otra parte, y con unas determinadas condiciones, las micro-burbujas pueden aumentar su tamaño hasta un punto crítico en el que es posible sufrir un accidente de des-compresión.

Las micro-burbujas que aumentan su tamaño demasiado rápido son incontrolables. Es bien sabido que se deben controlar las micro-burbujas; algunos fabricantes de ordenadores de buceo han decidido hacer sus ordenadores más conservadores para solventar estos problemas de microburbujas.

La solución que preconiza Suunto para el control de las micro-burbujas se basa en la medición y la comprobación durante una inmersión de los comportamientos de cierto número de factores que contribuyen a la creación de micro-burbujas y a la evolución de su tamaño.

Estos factores, basados en el perfil real de la inmersión, se utilizan posteriormente para ajustar los límites de los tejidos del modelo de base de descompresión en tiempo real.

Cuando sea necesario, se alarga la parada de seguridad y / o se recomienda un intervalo en superficie más largo. La presencia de micro-burbujas en los capilares que forman la estructura de los alvéolos puede impedir que la sangre circule libremente, y de este modo, reducir la desaturación en nitrógeno.

Solución ?

EL RGBM DE SUUNTO CONTROLA LAS MICRO-BURBUJAS.

Muy recientemente, el uso de microscopios con escáner de electrones ha permitido a los investigadores visualizar los micronúcleos, que están en el origen de la creación de las micro-burbujas que generan las burbujas. Los micronúcleos tienen un diámetro de tan sólo unas micras.
Esto ha permitido a los investigadores avanzar y aprender algo más acerca de la formación y el comportamiento de las micro-burbujas. Una mejor comprensión de la formación y la dinámica de las micro-burbujas y la manera de evitarlas y suprimirlas, derivada de las más recientes investigaciones, es lo que ha guiado al equipo de investigación de Suunto.

El Modelo de Gradiente de Burbuja Reducido (RGBM) de SUUNTO controla realmente el comportamiento de las micro-burbujas, antes de que se conviertan en burbujas que puedan provocar accidentes de descompresión.

Los buceadores que sigan escrupulosamente los datos proporcionados por un ordenador Suunto equipado con el modelo RGBM, tendrían menos riesgos de sufrir un accidente de descompresión, sin que por ello se aumente el tiempo de las inmersiones.

Apúntate y podrás tener acceso a las DESCARGAS
de las revistas ANTERIORES...
¡ de inmediato!

Tu nombre (sin apellidos) : *
Tu email :*
Tu país de residencia:*
España
Fuera de España
¿ Inscrito en una Federación de buceo ? *
PADI
FEDAS
ACUC
CMAS
NAUI
SSI
Otra federacion
no estoy inscrito
Todos los campos con * son datos requeridos
Su dirección NO será cedida bajo ningun concepto a terceros.
Es sólo de uso interno para BuceoWorld.es
Se podrá también dar de baja, si lo desea, desde el primer mensaje que reciba...